viernes, 17 de noviembre de 2006

¿Por qué escribí TODOS HEMOS PECADO?



¿Por qué escribí TODOS HEMOS PECADO?

Todos traemos tres heridas:
la del amor, la de la vida
y la de la muerte.
Javier González Rubio

Cuando comencé a escribir este guión me di cuenta que cada palabra que anotaba tenía una historia, una especie de motivo que la justificaba. Seguí escribiendo y descubrí que lo que estaba haciendo era transformar la realidad en una fantasía llena de verdad, porque eso es para mí el cine.

Siempre he reconocido que escribo de prestado, pero ahora más que nunca tomé un poco de aquí y otro poco de allá para crear los tres capítulos que conforman TODOS HEMOS PECADO.

Por ejemplo, a Gabriel García Márquez le debo la influencia del realismo mágico en esta historia y por eso en algún diálogo incluí aquel título de uno de sus cuentos: EN ESTE PUEBLO NO HAY LADRONES (que en los años 60 se convirtiera en película también).

A Juan Rulfo le debo los paisajes secos y los pueblos vacíos que me inspiró su Pedro Páramo y El llano en llamas, aquellos pueblos que tal vez fueron la casa de mis abuelos Pedro Ramírez y Agapita Castellón, de quienes solo recuerdo el nombre y el dato de haber nacido en Jalisco, en un pueblo llamado Ameca, al que por cierto no conozco pero a veces me imagino; su recuerdo es como en esta historia un continuo deambular de los vivos con los muertos, en donde de pronto ya no se distingue el cielo de la tierra. También quiero declarar que a Rulfo le robé con tremendo respeto el título de uno de sus cuentos y lo convertí en el diálogo suplicante de un personaje de esta historia: DILES QUE NO ME MATEN.

En uno de esos tantos viajes en autobús escuché, más nunca pude mirar su rostro, a un par de mujeres que sospeche aspirantes a monjas, pronunciar lo que ahora es la frase inicial de una de las historias POR EL POLVO Y LA CENIZA, QUE DIGO LA VERDAD Y NOMAS QUE LA VERDAD, un juramento que jamás había escuchado, pero lo dijeron con tanta convicción que hasta yo mismo lo creí. Del mismo modo están escritos los diálogos de este guión, con las frases muchas veces escuchadas de aquí y de allá, con el tono dramático con el que todos los mexicanos hablamos, con nuestro desparpajo para llorar y reír, morir y nacer, chingarnos la vida enterita y si se deja la muerte, también.

Los nombres de los personajes también tienen sus porqués. La actriz Regina Kuri, suele decir que soy un CHINGADO ESCUINCLE y entonces decidí transformar aquel apodo para nombrar a la protagonista de esta historia, a la que bautice como LA CHINGADA VIEJA y dedique a mi madre, que pese a todo y contra todo, ha sido la mujer que más he querido. A los cuatro hombres los bauticé con los nombres de los apóstoles, porque eso son, cuatro crédulos que avanzan sin saber a donde, fieles creyentes de un cielo prometido, también somos los cuatro hombres de mi casa (Carlos padre, Carlos hijo, Sergio y yo), porque por ellos comencé a escribir un cuento que se convirtió en este guión. A los demás no les puse nombre, les puse apodos, porque también son formas de llamar a alguien y los recuerdas más, lastima que en pantalla no se vayan a notar tanto, ya veré la forma de que el espectador también los conozca.

Y la más grande de las inspiraciones: LA RELIGIÓN CATÓLICA. A ella le robé la concepción del cielo, más lo transforme a mi modo, le omití las nubes, los ángeles y San Pedro. Lo inventé tierroso, desértico, soleado, silencioso, pero sobre todo mexicano, como un paisaje de los que se miran cuando uno va en la carretera callado esperando llegar a otro lugar. El título de las tres historias se lo debo a los tantos rezos que me aprendí para hacer la primera comunión y que a veces cuando tengo ganas repito deseoso de que funcionen. Esos mismos rezos me ayudaron a crear los nombres de las escenas del Capítulo II (ruega por ellos), nombres que pronuncie en cada posada a la que fui y en cada rosario dedicado a algún difunto. Adaptar la pasión de Cristo me sirvió para linchar a un personaje, pero también los noticiarios y la realidad de este México justiciero fueron una gran inspiración, por eso no quiero robarle su merito a los días de enfrentamiento en el municipio de Atenco (Tlahuac, Oaxaca, Canoa, etc). Y para terminar con lo católico, quiero reconocer lo que más le he agradecido, la FE que me enseñó a tenerle no a un Dios, ni a un santo, sino a la propia vida que a cada rato me pide una prueba, por eso intento hacer películas, porque tengo fe en lo hago, en mis compañeros y en ese público que me mantiene en suspenso cada vez que ve una de mis historias. Definitivamente, el cine no es para lo incrédulos.

Quiero aclarar que esta historia se escribió en los meses de mayo y junio del 2006, con la voz de SUSANA HARP de fondo cantando la música de Oaxaca. Y el bolero NUESTRO JURAMENTO interpretado por JULIO JARAMILLO, con quien tuve un reencuentro después de mucho tiempo, cuando lo volví a escuchar regrese veintitantos años atrás a mi casa, rodeado de mis 5 hermanos y de mi madre, una devota a la voz de este ecuatoriano que nos sirvió de canción de cuna y de música de fondo para los años en los que fuimos una enorme familia. Por Susana Harp y Julio Jaramillo es posible que estos personajes sientan lo que ya sienten.Por último, quiero decir que el tema de la muerte me interesó porque los humanos solemos despreciarla, pero solo basta con saberla cerca un día para que aprendamos a quererla también.
A ella pocas veces le hemos dado la oportunidad de contarnos lo que siente y yo he pensado que algo tiene que sentir, tal vez unas ganas inmensas de querer, porque el amor de tanto verlo se contagia.

Espero que la historia de esta muerte les guste tanto como me ha gustado a mi inventarla, para mi ha sido la reconciliación con ella, la que un día vino y me dejo sin padre, ni hermano, la que a veces me saluda cuando pasa por aquí y me recuerda que cualquier día me invita a conocer su camión de redilas rojo infierno que en su defensa trasera dice “ojos que te vieron ir…

Alejandro Ramírez

11 comentarios:

  1. Anónimo12:40 p.m.

    ¿Que parte del hombre se entrelaza con sus emociones y recuerdos? No lo sé, pero tal vez las historias de los pueblos, las novelas que arraigan y dejan algo más que un simple y llano mensaje. Las que más bien dejan espíritu. Que nos adueñamos de la historia, que la hacemos nuestras y terminan siendo de nosotros es como si la historia hubiese salido de nuestra alma y hubo alguno. Otro que lo escribió tal y como lo queriámos expresar. Pues bien Todos hemos pecado, es la historia que desde que la oi; la ví, la sentí, la olí como mía. Como si su escencia fuese lo que pienso, lo que discuto e imagino. Este Largo ya es parte de mí, porque es así como siento la historia porque tiene la escencia que sentí hace muchos años, cuando abrí un libro y su magnetismo me atrapó: Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo.

    Porque deseo que el proyecto sea lo que imaginamos, saludo al creador que se ha echado en sus espaldas a un equipo con un sueño. Todos hemos pecado, todos hemos soñado, todos vamos en ese barco.

    Ivan Juárez

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7:43 p.m.

    Una vez escuché que cada instante de la vida es un corto, y que un corto es un instante de nuestras vidas, pero cada uno de esos cortos con el paso de los años se va convritiendo en una historia, que al final se transforma en un largometraje del cual cada uno de nosotros es el autor. Y cada persona toma de esas experiencias o momentos lo que es más importante, lo que le deja una enseñanza, pero hay pocas personas que tienen la capacidad de plasmar todo lo que han aprendido en su vida y trasformarla en una historia. De todo corazón espero y deseo que esta historia se convierta en un éxito más en tu vida Alex y que sigas compartiendo con aquellas personas que amamos el cine y que empezamos en este maravilloso mundo que nos hace soñar con cada una de sus historias, por que de personas como tu es de quien hay mucho que aprender, te deseo todo lo mejor en este nuevo proyecto y muchas gracias por tu tiempo.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo8:01 p.m.

    HEY ALEX.. COMO ESTAS OYE QUE PRESENTARAS @@TODOS HEMOS PECADO@@ EN EXPRESION SSSSSSSSSSS QUE DIA ME ENCANTARIA VERLA.. BUENO AQUI DEJANDO EL SALUDO... QUE ESTES BIEN...soy el hiram

    ResponderEliminar
  4. Anónimo10:45 a.m.

    yo vi la pelicula y me encanto... la verdad cuando meche dijo que era como un juan rulfo yo pense , hay que exageracion pero cuando la vi , le di toda la razon , me encanto!!!! gracias alejandro por hacer una pelicula tan mexicana y por llenarnos de esperanza de saber que en mexico se sigue haciendo cine digno de mostrar al mundo....

    ResponderEliminar
  5. Anónimo10:45 a.m.

    yo vi la pelicula y me encanto... la verdad cuando meche dijo que era como un juan rulfo yo pense , hay que exageracion pero cuando la vi , le di toda la razon , me encanto!!!! gracias alejandro por hacer una pelicula tan mexicana y por llenarnos de esperanza de saber que en mexico se sigue haciendo cine digno de mostrar al mundo....

    ResponderEliminar
  6. Anónimo10:54 p.m.

    hola Alejandro.... estoy viendo un programa del canal 22 desde Houston.... y enseguida me puse en búsqueda del movie trailer de ¨todos hemos pecado¨ y nada de nada en la web ojalá pudieses subir algo.... pero más que solicitar algo.... quería felicitarte por esa mágica creatividad que tienes... saludos de esta chilanga perdida en gringolandia.

    ResponderEliminar
  7. Por la situación que atravieso actualmente he de confesar que esta historia me dejó pensando mucho sobre la vida, la muerte y las distintas concepciones que tenemos de estas. La piel se me enchinó al escuchar la música hermosa de Oaxaca. Entender la inspiración de las distintas obras literarias me remonta mucho al día que leí cada una de estas y cómo me imaginé yo los paisajes. Muchas gracias por esta historia.

    ResponderEliminar
  8. Lidia Sánchez Cruz8:11 p.m.

    Realmente es un excelente filme, la historia es grandiosa y ni que decir de la ambientación. retrata muy bien la percepción mexicana de la vida y la muerte. Felicidades Alex.

    ResponderEliminar
  9. Siempre imagine un cielo diferente al de tu película, quizá no me di tiempo de imaginármelo y solo acepte el que más nos muestran.
    Si la Chingada Vieja viene pronto y debo ir al cielo, lo quiero donde alguien me espere con la mirada y el beso de esa anciana, o si es el purgatorio lo que me espera que haya una loca me que cuenta historias asi de emocionada.
    ¡Felicidades por tu peli, me encanto!

    ResponderEliminar
  10. Increible, increible realmente esa hermosa pelicula "Todos hemos Pecado" que de no haber sido por estar en el horrible lugar -con el admirable nombre- de la Biblioteca José Vasconcelos en el momento indicado, posiblemente jamás hubiese podido admirar debido a las infames técnicas de divulgación y distribución del buen cine en México. Desde luego que como admirador de Rulfo no tardé en captar las señales del electrizante, denso y místico ambiente de tu obra maestra; pero en cuanto el Hombre sin Nombre pronunció el entrañable "DILES QUE NO ME MATEN" sufrí un verdadero "Orgasmatron". Sincerándome contigo entrañable Alex no te conocía ni a ti ni a tu trabajo, pero ahora a dos días de haber visto ese trabajazo que has hecho con actores de tan alto nivel me dedicaré a lo q creo será -por desgracia- una Epopeya: comprar la película que en menos de dos horas se convirtió en una de mis favoritas. Espero ver muchos mas trabajos tuyos próximamente, ahora que he tenido la fortuna de haber visto tu obra en la pantalla. No queda más que crear una palabra que exprese lo mismo que una Felicitación, pero elevado matemáticamente a 28 x 10 a la novecientos y ser una más de las incontables personas que calurosamente te dirán: "Sigue con tu trabajo, el talento es evidente y tienes con que competir, incluso con esos históricos italianos, suecos y estadunidenses..." En verdad así es, al menos desde mi perspectiva!! Esperando que leas esto, te deseo salud, suerte y las oportunidades de explotar ese indiscutible talento con que cuentas.

    ResponderEliminar
  11. Increible, increible realmente esa hermosa pelicula "Todos hemos Pecado" que de no haber sido por estar en el horrible lugar -con el admirable nombre- de la Biblioteca José Vasconcelos en el momento indicado, posiblemente jamás hubiese podido admirar debido a las infames técnicas de divulgación y distribución del buen cine en México. Desde luego que como admirador de Rulfo no tardé en captar las señales del electrizante, denso y místico ambiente de tu obra maestra; pero en cuanto el Hombre sin Nombre pronunció el entrañable "DILES QUE NO ME MATEN" sufrí un verdadero "Orgasmatron". Sincerándome contigo entrañable Alex no te conocía ni a ti ni a tu trabajo, pero ahora a dos días de haber visto ese trabajazo que has hecho con actores de tan alto nivel me dedicaré a lo q creo será -por desgracia- una Epopeya: comprar la película que en menos de dos horas se convirtió en una de mis favoritas. Espero ver muchos mas trabajos tuyos próximamente, ahora que he tenido la fortuna de haber visto tu obra en la pantalla. No queda más que crear una palabra que exprese lo mismo que una Felicitación, pero elevado matemáticamente a 28 x 10 a la novecientos y ser una más de las incontables personas que calurosamente te dirán: "Sigue con tu trabajo, el talento es evidente y tienes con que competir incluso con esos históricos italianos, suecos y estadunidenses..." En verdad así es, al menos desde mi perspectiva!! Esperando que leas esto, te deseo salud, suerte y las oportunidades de explotar ese indiscutible talento con que cuentas.

    ResponderEliminar