sábado, 11 de agosto de 2007

PARA MARKO CASITLLO

Marko Castillo / FOTO: Ales Ramírez Prieto


No es que yo lo piense,
pero es que en este pueblo
hasta el más chimuelo masca rieles.
CURA COME SANTOS Y CAGA DIABLO

Marko:
Hace unos años coincidimos en una estación de radio, hicimos un programa sobre la cultura en Puebla, en aquella ocasión nos dijiste que tu boca no era almacen para guardar lo que pensabas y desde entonces supe que había conocido a un hombre libre. También supe que quería trabajar contigo un día y llego esa oportunidad mientras escribía el guión de TODOS HEMOS PECADO, te escribí un personaje llamado DON JOSÉ EL TENDERO y desde la primera vez que te presentamos el proyecto te sumaste a nuestro equipo con todo el entusiasmo.

Desafortunadamente no pudiste filmar ese personaje, pues el día de tu llamado tenías cita con los médicos, pero yo soy un terco y entonces te llamé de nuevo para pedirte que hicieras un papel que te estaba esperando, se llamó EL CURA COME SANTOS Y CAGA DIABLOS, un curita de un pueblo rascuache que esta más preocupado por el futbol, que por sus ovejas desacrriadas que andan con ganas de matar a un inocente. El personaje te quedó hecho a la medida, tenías el estilo y el humor de aquel que estaba escrito en un guión.

Los días de rodaje pude conocerte mejor y saber que vivias apasionado por lo que pienso fue tu más grande amor: la actuación.

Hace unos días me enteré que habias muerto. Somos hombres de promesas, una fue el que trabajariamos juntos, y quiero decirte gracias por darle vida a lo que imagine, ahora te hago otra promesa, la de la eternidad que te regalará nuestra pelicula, deseo que vivas cada vez que se proyecte y que donde quiera que estes, sientas el aplauso, las risas y las emociones que provocarás en los espectadores.

No se te olvide que hicimos una pelicula sobre los muertos, sobre ese maravilloso lugar a donde iremos todos. Me llevas una ventaja, pero te prometo que nos volveremos a ver, mientras te digo un hasta pronto, al mejor de mis CURAS COME SANTOS Y CAGA DIABLOS.

Alejandro Ramírez

3 comentarios:

  1. Caray, esto si que fue una sorpresa para mi. Pero que bueno que su trabajo se registrara en ese gran personaje.

    Lobo.

    ResponderEliminar
  2. todos sabemos que la vida es fragil, sin embargo son estos momentos donde realmente comprendemos lo que significa la frase. Conocimos a marko y lo vimos crear a un personaje en la pantalla. Me consuela que con éste vivirá para siempre.

    ResponderEliminar
  3. Trabajé con Marko, reí con él, viajé con él y lo admiré profundamente. A pesar de no ser tatrera, me regaló su arte y me sentí siempre incluida en su pasión.

    Un hombre que dejó huella en todos los que lo disfrutamos.

    Linda la carta y me encantaría ver la película, ¿cómo le puedo hacer?.

    Excelente tu blog.
    Saludos desde Puebla

    ResponderEliminar