domingo, 9 de septiembre de 2007

EN LA MITAD DEL MUNDO

Julio Jaramillo en una barda de una calle de Quito, Ecuador.


No puedo verte triste porque me mata
tu carita de pena, mi dulce amor.
Me duele tanto el llanto que tu derramas,
que se muere de angustía mi corazón.
Yo sufro lo indecible si tu entristeces,
no quiero que la duda te haga llorar,
hemos jurado amarnos hasta la muerte
y si los muertos aman, después de muertos amarnos más.
Si yo muero primero es tu promesa,
sobre de mi cadaver dejar caer,
todo el llanto que brote de tu tristeza
y que todos se enteren de tu querer.
Si tu mueres primero yo te prometo,
escribiré la historia de nuestro amor
con toda el alam llena de sentimiento,
la escribiré con sangre, con tinta sangre del corazón.



Estoy en la mitad del mundo, estoy en Quito, Ecuador. He venido a buscar una canción llamada Nuestro Juramento, le he venido a buscar a Ecuador porque aqui es un himno, no el nacional, pero si el del corazón, no hay quien no la conozca, todos saben de ella, al menos, la tonada. La saben porque Julio Jaramillo la cantaba y él, nació y murió aqui, exactamente en Guayaquil.

A esta canción la he venido a buscar porque es la canción de nuestra pelicula Todos Hemos Pecado, cada estrofa es como un verso del guión y en la pantalla sonará muchas veces, en voces e instrumentos distintos. Un homenaje a Ecuador, un pedazo de este país inmeso en una pelicula mexicana.

Alejandro Ramírez

2 comentarios:

  1. hola! me gustó mucho tu blog.


    y bueno, en respuesta a tu mensaje de bienvenida. existo, y ahora soy parte de un comentario en tu espacio.

    Saludos desde mi planeta caleidoscópico.

    ResponderEliminar
  2. Preciosa canción

    ResponderEliminar