lunes, 31 de diciembre de 2007

RECUERDO DE ESOS DÍAS QUE NOS HICIERON FELICES

Alejandro Ramírez y Delia Casanova
(unos de los ojos más hermosos que he mirado)
en el set de filmación de Todos Hemos Pecado.

Con su “amén” termina con la luz de la última veladora,
todo se convierte en oscuridad,
como en el principio de los días,
cuando nadie había pecado aún...
Alejandro Ramírez

365 días fueron suficientes para comprobar que la vida es todo aquello que nosotros queremos que sea. Este año que termina en este minuto, deja un huella que no se borrará nunca. Este año que termina en este día es el pretexto exacto para hacer un buen balance. Este momento es el que me sirve para recordar todos los días de este año, recordar esos días que me hicieron muy feliz...

Para comenzar debo confesar que lo más importante para mi fue el poder haber filmado mi primer largometraje TODOS HEMOS PECADO y con ello, la oportunidad de confirmar la que creo es una vocación, los días de rodaje fueron la guerra más amorosoa que pude pelear, porque la viví con un ejercito de amigos a los que les agradezco y comparto esta victoria.

Fue un año de muchos viajes, de nuevos amigos, de reencuentros, de anécdotas, de saludos y despedidas, el mundo es pequeño y a la vez inmenso, volar es uno de mis vicios: Israel con su Tel Aviv sobrevolada por aviones de guerra, Jerusalem blanca y milenaria, Paris lluviosa, Sallent con mi hermana Laura y Ana María, Olesa con Salvador, Manresa con Irina, Barcelona con Salvador II, Quito con nuevos amigos, Bogotá con César, Julio y Carlos, La Habana y ese malecón que espera siempre y México, lindo y que herido.

También fu un año para filmar la campaña contra el VIH titulada MINUTOS DE VIDA, un sueño de Eibar Sánchez y mio que se guardó por varios años, ahora verá la luz y espero regale muchos minutos de vida, gracias a todos los actores que participaron, y gracias por supuesto a todo el equipo de producción.

Mi felicidad está en saberme sano, este ha sido un año que me regaló fortaleza, espero me regale muchos años más.

También fue un año de festivales, de nuevos cortometrajes, de romances que empezaron y terminaron, de unos que se hicieron fuertes y otros que terminaron por concluir. Un año de escuela, de nuevos alumnos y por ende, de nuevos amigos, todo esto gracias a INDI.

Lo malo es mínimo y es cíclico, algun día dejará de exisitir.

Gracias a todos los que leen este blog, por ser mis amigos, mis compañeros de guerra, mis cómplices y mis maestros. Este 2008 que empieza ahora promete una nueva casa (Vancouver, Canadá), el estreno de una película (Todos hemos pecado) y el nacimiento de un hijo (el de Zony y Nuria) espero que también nos regale más días felices...

1 comentario:

  1. Decía borgues que la vida y los sueños forman parte de un mismo libro... has comrpobado su teoría; le has regalado al mundo un pedazo de tus sueños. Gracias por mostrarnoslos.
    saludos Yazmín portugal

    yaz_portugal@hotmail.com

    ResponderEliminar