viernes, 29 de junio de 2012

EL VIAJE DE UN ELEFANTE

José y Pilar, la que se tardó en nacer.

Hoy me enteré de que para ser feliz hay que descubrir al amor. Por la mala suerte que inunda esta vida como un lepra, pocas veces son las que he conocido a ese arrogante y escurridizo señor.

Termine de admirar, porque la palabra ver es demasiado pequeña para describir mi acción, un documental que además de hermoso, ha sido como leer un libro con el que te embarcas en la misma nave de sus personajes. Los protagonistas son dos, como toda buena película romántica. Él es un octogenario hombre de manos largas y ella una loca con ideas para la vida. Como dice aquella vieja canción ¨es la historia de un amor, como no habrá otro igual¨, por lo tanto bien vale la pena gastar dos horas de nuestra vida, para descubrir la de estos dos.

Se llaman Pilar y José, ella es una periodista y él un escritor. Él ha inventado historias para que nosotros pensemos, ella las ha traducido al español para que las logremos entender. Ella, se apellida Del Río y tiene desde hace unos años una calle con su nombre, una calle que cruza otras calles, pero en uno de esos cruces se vuelve especial, porque se encuentra con el nombre de su amado, él es José Saramago.

En este link: http://www.filmdu.tv/jose-y-pilar/ gracias a FILMDU pueden admirar esta historia, si les parece bien hablamos luego, cuando al igual que yo comprueben, que para ser feliz hay que descubrir al amor.


Alejandro Ramírez

2 comentarios:

  1. Violeta4:13 p.m.

    Es una hermosa historia, pero ese es el tipo de amor que hay que descubrir para ser feliz?
    No lo creo, el amor tiene diferentes matices o mejor dicho etapas, es evolutivo, porque, porque así es el ser humano de naturaleza cambiante y hasta podría decir que eso del "amor" es un albur, según mi experiencia de 31 añitos pasamos por 3 etapas de "amor":
    La primera es obviamente la más bonita, cuando conocemos a esa persona que literalmente nos hace levitar de emoción, que dormimos y despertamos pensando en esa persona bonita.
    La segunda aparece después de un tiempo, comienzan las dudas y no preguntamos si realmente es la persona correcta, obvio después de que vemos más claramente sus defectos y virtudes,
    La tercera es la decisiva, cuando de plano ya se enfada el uno del otro y sucede aún más cuando vives con esa pareja o de plano te resignas y aplicas la filosofía de Homero Simpson, "a lo hecho pecho" y resistes más tiempo de lo que debes de estar con esa persona a la que probablemente terminaras odiando.
    En el caso de este documental, el amor y la admiración se convirtió en un amor filial, devoción, orgullo, por parte de la mujer y del hombre en agradecimiento, claro si está acompañado de fama, fortuna y éxito (que poseía Saramago antes de conocerla) pues más que mejor.
    El amor existe en todo y en todos pero pecamos demás en idealizarlo e insisto en que el amor más puro y sincero es el de mi perro.

    Saludos Alex, me encanta esa sensibilidad que tienes y que proyectas!!

    ResponderEliminar
  2. Violeta, que gusto saber que has leído este mensaje, comentaba yo sobre el amor, en general, ninguno en particular y ninguno igual al otro, somos tan distintos y el amor tan amplio que en cada uno escribe su propia historia. El de Saramago y Pilar es solo uno de ellos, el de cada uno de nosotros tiene su propia entraña.

    ResponderEliminar